Significado de la carta el mundo del tarot

EL MUNDO del tarot. Significado e interpretación.

El arcano mayor de «El Mundo» del tarot es una ilustración hermosa de la baraja. Dentro de una guirnalda ovalada danza un personaje desnudo, cubierto sólo parcialmente por un velo que desciende de desde su hombro izquierdo; en la mano del mismo lado, sostiene una vara. En las esquinas de la lámina, cuatro figuras evocan la representación simbólica tradicional de los evangelistas: ángel, águila, león y toro; aunque éste último semeja más bien un caballo. Símbolos místicos de la cartomancia. Te recomendamos probar el tarot en línea gratis.

¿Qué significa la carta de El Mundo del Tarot? La guirnalda está compuesta de hojas simples y oblongas: en su tercio superior son amarillas, en el medio rojas, y en la parte inferior azules; está amarrada, arriba y abajo, por lazos rojos en forma de cruz o equis. Dentro del espacio ovalado que la guirnalda limita -con el pie derecho posa do sobre una mancha amarilla, y la pierna izquierda replegada detrás de la rodilla derecha- está el personaje que parece danzar, en esta carta del tarot. Su cara podría ser masculina, pero tiene senos de mujer; el breve velo que lo cubre, tapa justa mente su sexo.

En una mano lleva la vara, y en la otra un objeto indeterminado. En el ángulo superior derecho de la lámina hay un águila amarilla con alas azules, la cabeza aureolada por un círculo rojo, y mirando a la izquierda. Al ángulo opuesto,un ángel vestido de blanco y azul mira hacia abajo, sus alas son rojas como la aureola con la que está tocado. En los ángulos inferiores se ve, a la derecha, un león amarillo con aureola rosada, representado de frente; a la izquierda, una suerte de caballo, sin aureola y de color rojo pálido. Este último animal, visto de tres cuartos, mira hacia adelante y a la izquierda.

Tanto el león como el caballo parecen dotados de alas de composición semejante a las hojas de la guirnalda, pero del mismo color del cuerpo del animal al que están agregadas. El fondo, como de costumbre, es incoloro.

La carta 21 del tarot; arcano mayor XXI

San Jerónimo, en el siglo IV, parece haber sido el prime ro en asociar los cuatro evangelistas a los animales de la visión de Ezequiel. Mil años después es habitual encontrarlos en relieves y mosaicos (baptisterio de San Juan de Nápoles), y las miniaturas de los manuscritos posteriores a esta fecha los reproducen abundantemente. En otras tradiciones son equivalentes a diversas alegorías derivadas del cuaternario, entre las que sobresale la que representa a la Rosa de los Vientos.

Y en cuanto a la guirnalda, su proceso iconográfico puede seguir con claridad. En el arte de la India de donde pasó a las culturas mediterráneas; numerosas divinidades han sido tradicionalmente enmarcadas por este nimbo oval, que alude al huevo del mundo. Mitra, el Sol radiante, fue representado durante la época helenística como un hombre joven y desnudo, dentro de una guirnalda en la que figuran los signos del zodíaco; en un bajorrelieve hallado en Modena, se ve un Cronos midriático de parecida composición: más cerca ya del Arcano XXI, esta última obra incluye también las figuras esquineras, por supuesto aún en la versión eólica. A este Arcano le sigue el número 0 (cero) o viceversa, ya que es justo donde EL MUNDO se une a la carta del Loco del tarot (es un círculo cíclico).

El parece haber dado nacimiento, a su vez, a la difundida aureola o mandorla, almendrada en un comienzo y adoptando la forma redonda de las estampas modernas sólo en época tardía. Miles de santos fueron figurados en la Edad Media dotados de mandorla, aunque no es arriesgado suponer que esto fue una derivación estética proveniente de las más antiguas imágenes de la Virgen María que poseían este atributo. Van Rijneberk asegura que tras el simbolismo de sacralización (mandorla = aura de santidad) puede leerse el significado que la asocia con la virginidad, ya que desde tiempo re moto ésta era representada por la almendra, cuyo fruto se suponía nacido por generación espontánea.

Un tipo totalmente diferente de imágenes se relacionan así mismo con el Arcano XXI: son las que alegorizan el principio del «eterno femenino) a través de una temática sexual, y pueden encontrarse con frecuencia en los ceramistas italianos del Siglo XV y el XVI. Del primero de estos siglos es una imagen que reproduce casi con exactitud a El Mundo, sólo que los animales evangélicos han sido sustituidos por una multitud de hombres de toda edad y con dicción, que observan lujuriosamente a la joven desnuda. Para hacer más evidente su intención, el anónimo artista trazó líneas doradas que parten de los ojos de los personajes: todas convergen sobre el sexo de la muchacha.


tarot

Van Rijneberk agrega que, en este caso, la figurilla vertical y el óvalo que la enmarca «parecen representar, de manera más o menos velada, una vulva simbólica» (esquema que en diversas culturas primitivas podrían asociarse a los ritos cíclicos, en un estadio posiblemente pre-fálico: Molloy halló la mandorla en las inscripciones líticas de la Isla de Pascua). Bajo este aspecto, el Arcano XXI representaría el amor: no es inverosímil , aunque ningún dato iconográfico permita afirmar establecer una analogía entre la protagonista de El Mundo y el nacimiento de Afrodita, deidad con la que tiene numerosos puntos en común.

Te invitamos a conocer más sobre el significado de la carta de los Enamorados del Tarot.

El significado de EL MUNDO Tarot

Es lo sensitivo, la carne, la vida transitoria. Finalización. Recompensa. Apoteosis. Influencia Júpiter-Sol.

Significado POSITIVO. – Fortuna mayor, éxito completo. Corona miento de la obra, finalización de un proceso. Intervención decisiva. Circunstancias muy favorables, medio propicio. Integridad absoluta. Contemplación absorta. Éxtasis. NEGATIVO. – Obstáculo formidable. Ambiente hostil, todos están en contra. Mundanidad. Dispersión, distracción. Incapacidad para concentrarse. Gran revés de fortuna, ruina. Desconsideración social.

Dentro de una lectura, esta carta representa el elemento femenino, y no puede interpretarse ni adaptarse al masculino. Es una carta muy individual. Si el consultante es una mujer, ella representa su personalidad total; pero si es un hombre, no podrá representar más que una parte de sus pensamientos o, a lo sumo, de sus intenciones.

Interpretación MENTAL. Gran poder en este plano. Tendencia
hacia la perfección. Magisterio mental y psíquico. ANÍMICO. Conserva su potencia en este nivel y significa elevación del espíritu, sentimientos amorosos en sentido altruista, es decir sin egoísmo ni sensualidad. Amor a la humanidad, tareas sociales a cumplir. Sentimientos guiados por el deseo de perfeccionar todo lo que se hace. Para los artistas: abundante inspiración.

Plano FISICO.

Pierde en este plano, para el cual no está bien adaptada, la mayor parte de su signo afortunado. Rica experiencia. Actividades sólidas y brillantes. Éxito en ni veles no trascendentes (mundanales, transitorios). Buena salud.

SENTIDO NEGATIVO. – Fracaso. Proceso que afecta a los sentimientos. Sacrificio por amor.

Si las series del Tarot y sus sistemas de relaciones se organizan, como se ha visto, por la doble variable de ternarios y septenarios, es evidente el importante simbolismo de reunión de El mundo (21 =7 ternarios = 3 septenarios = = 7 x 3 = 3 × 7). De allí que los especialistas estén acordes en definir como «la totalidad o el conjunto de lo manifestado a su principal sentido adivinatorio, refrendado por la alegoría cuaternaria, orden siempre asociado a los mo modelos de organización.

En ese sentido el Arcano XXI seria también la Fortuna Mayor (que universaliza el tema de la Fortuna menor o cotidiana, representada por el Arcano X), el escrupuloso mecanismo que rige la puntualidad de las estaciones, de las crecientes y los deshielos, del día y la noche, de la rotación de la tierra. Maestri le otorga principalmente el control sobre las acciones sociales de los se res vivos, todo aquello que tienda a organizarlos (en bien como en mal: para levantar un edificio o para hacer la guerra); Ouspensky entiende que esta lámina presenta el resumen de lo cotidiano, lo que continuamente se ofrece a los sentidos pero sin ser inteligible en su totalidad sino fragmentalmente, ya que «todo lo que se ve, las cosas y fenómenos, no son sino jeroglíficos de ideas superiores). Te recomendamos el artículo sobre la tarotista: Deseret Tavares aciertos.

Compartir:

Deja un comentario